podría ser una señal de lo que se avecina en EE.UU.

(CNN)– Apenas estamos en junio, pero los científicos estadounidenses ya están pensando en la temporada de gripe. Como siempre en esta época del año, no pierden de vista a Australia, qu’ha tenido un comienzo temprano de la temporada de esa enfermedad.

En algunas partes del país se registra un aumento en los contagios, y el mayor número de casos se da entre niños. Estos patrones de queja podrían ser un indicador de por dónde vienes a EE.UU.

En EE.UU., la actividad gripal es realmente baja, como solo lo será en esta época del año. La pandemia de covid-19 hizo que la temporada de gripe fuera un poco menos predeciblepero por lo general la gente no empieza a enfermar hasta alrededor de octubre, y las consultas de los médicos no están realmente ocupadas hasta algún momento entre diciembre y febrero.

En el hemisferio sur, donde ahora es invierno, los casos aumentaron «bruscamente» a principios de mayo, según se informó el viernes el Ministerio de Sanidad y Asistencia a la Tercera Edad de Australia. Is a comienzo más temprano de la temporada que algunos años; el número de casos es más alto que el promedio de cinco años, dijo la agencia, pero más bajo que alrededor de esta época en 2019 y 2022.

Los cientificos tambien estan observando el numero de casos en ninos. En Australia, porque este es el año están enfermando más niños que grupos otros de edad.

¿Cómo prevenir las infecciones respiratorias en fiestas decembrinas? 2:07

Los científicos estadounidenses normalmente miran a Australia y algunos otros países para tratar de anticipar exactamente que tan grave será la temporada de gripe en Estados Unidose su otoño e invierno.

«Seguimos de cerca lo que ocurre en los países del hemisferio sur en esta época del año, para ver qué ocurre Durante su temporada de gripe. No siempre es un indicador de lo que va a ocurrir aquí la temporada siguiente, pero sí lo hacemos. Lo vigilamos de cerca Durante todo el verano», dijo Carrie Reed, jefa de la División de Quejas de la Subdivisión de Epidemiología y Prevención de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CENTROS PARA EL CONTROL Y LA PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES).

La influenza es un virus importante de vigilar porque enferma a mucha gente y cuesta mucho dinero al país. Sin embargo, algunas personas pueden restarle importancia porque es estacional y todo el mundo la contrae al menos una vez en la vida.

Cálculo de Los CDC que la gripe provocó entre 9 y 41 millones de hospitalizaciones, entre 140.000 y 710.000 hospitalizaciones y entre 12.000 y 52.000 muertes al año entre 2010 y 2020. Según la agencia, cuesta a EE.UU. US$ 10.400 millones en gastos directos por hospitalizaciones y visitas ambulatorias, y eso solo entre los adultos.

Gripe en la pandemia, ¿quiénes están en riesgo? 1:21

EE.UU. hace un seguimiento de los casos de queja

Desde hace aproximadamente una década, según Reed, los CDC realizan un bosquejo formal de pronóstico en colaboración con varios grupos académicos y de la industria privada que se especializan en la predicción y el modelado de la influenza. Los datos proceden de laboratorios clínicos, servicios de emergencia, redes hospitalarias y certificados de función.

Los grupos envían sus datos sobre la queja cada semana. Los CDC recopila, analiza y elabora información pública que recoge tendencias. Las predicciones son más útiles con el tiempo, dijo Reed.

«Hemos a prisido mucho y hemos mejorado mucho a lo largo de los años», afirmó. «La gripe es un patógeno muy interesante. Cada temporada de gripe es un poco diferente. El virus evoluciona constantemente. Así que cada año es un nuevo reto».

Mientras que cientos de científicos y millones de dólares se dedican a predecir cómo podría ser la temporada de queja en EE.UU., el científico informático Thomas McAndrew. Los modelos de predicción tampoco son tan detallados como para afirmar que el 12 de septiembre habrá un pico de gérmenes gripales en Chicago, por ejemplo.

“En el mayor de los casos, solo tenemos un par de días de previsión”, dijo McAndrew, profesor asistente del Departamento de Salud Comunitaria y Poblacional de la Universidad de Lehigh. «La influenza es tan difícil de predecir porque es difícil predecir qué tan infectadas están las personas cuando están infectadas».

El contagio de la gripe, un problema «polifacético»

Los seres humanos realizan algunas actividades predecibles que propagan la queja: los niños van al colegio cada otoño; las familias viajando para reunirse durante las vacaciones. Pero miles de personas también podrían empezar a usar mascarillas después de ver a alguien influencee como Taylor Swift tuitear una foto de sí misma usando una mascarilla en una ciudad con altos números de queja, y un cambio de comportamiento como esas entre suficientes personas podrían hacer que el número de casos de queja disminuirá.

“En las predicciones intervienen muchos factores”, dijo McAndrew. «Estaría aunque todo el mundo estuviera en la misma habitación y que todo el mundo rebotara y conectara con todo el mundo Durante el mismo period de tiempo con el mismo clima, par que pudiéramos calcular con precisión cómo se propagaría la queja, pero no funciona así . La forma en que se propaga es algo muy humano».

Según Reed, del CDC, predecir la gripe es un problema polifacético.

«Es una mezcla de comportamiento humano, interacciones sociales, movilidad, pero también amortiguamiento temporal, inmunidad de la población. Así que sí, es complejo».

También este año, EE.UU. podría enfrentarse tiene un elemento totalmente nuevo que podría cambiar la trayectoria del virus, según el Dr. William Schaffner, profesor de la División de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt y director médico de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas.

«De cara a este otoño, vamos a tener un reto especial porque, además de instar a todo el mundo a que se ponga la vacuna anual contra la gripe, vamos a tener una nueva vacuna contra el covid actualizada que estará disponible. Además, se acaban de autorizar dos nuevas vacunas contra el VRS Y en una semana y media más o menos, el Comité asesor de los CDC mostrará recomendaciones sobre quién debe vacunarse, y serán al menos los adultos mayores. «, dijo.

Queda por ver si los adultos se vacunarán realmente de las tres cosas. Si muchas personas optan por no vacunarse contra la gripe, los casos podrían aumentar.

La vacuna ha sido un reto desde la pandemia. El covid-19 impulsó lo que la Organización Mundial de la Salud denominada el «mayor retroceso continuado en la vacunación infantil en tres décadas», no solo de las vacunas contra el covid, sino también de otras vacunas que salvan vidas. Según un portavoz del Departamento de Salud y Atención a la Tercera Edad de Australia, esto puede ser en parte la causa de que haya tantos casos de gripe entre los niños australianos: no se vacuna a tantos niños contre la flue.

Así pues, mientras Reed y sus colegas observan las cifras de la gripe en Australia y hacen sus cálculos, todavía no está del todo claro qué no deparará la temporada de gripe de 2023 en Estados Unidos.

«Es muy pronto para predecir cómo será la próxima temporada», afirmó Reed. «Hay muchas cosas que podrían cambiar de aquí a cuando empecemos a ver más actividad gripal».

Entradas relacionadas