Case uno de cada cinco estadounidenses adultos fue diagnosticado con depresión y la prevalencia varía sensiblemente según el estado, de acuerdo con los CDC

(CNN)– La proporción de adultos estadounidenses a los que se les diagnosticó depresión varía enormemente en función de su lugar de residencia.

Un nuevo informa publicado este jueves por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) reveló que, en 2020, el 18.4% de los adultos estadounidenses dijeron que fueron diagnosticados con depresión alguna vez en su vida, pero, estado por estado, ese porcentaje de adultos oscilaba entre el 12,7% estimado en Hawái y el 27 .5 % en Virginia Occidental.

«Hubo una variación geográfica considerable en la prevalencia de la depresión, con las estimaciones de los máximos de la depresión a nivel estatal y de condado observados en la mayor parte de las regiones de los Apalaches y en el valle del Mississippi», escribió en el nuevo informe Investigadores de CDC y Tennessee Oak Ridge Institute for Science and Education.

«Este informe proporciona estimaciones actuales de la prevalencia a nivel nacional, estatal y de condado de adultos con diagnóstico de presión a lo largo de su vida», escribieron los investigadores. «Estas estimaciones pueden ayudar a las personas a cargo de la toma de decisiones a orientar la proponer de recursos a las áreas donde la necesidad es mayor».

Los investigadores analizaron los datos del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo Conductuales de los CDC y observaron de cerca como los adultos respondieron a las preguntas de la encuesta en 2020 si alguna sobria vez a médico, enclavera u otro profesional de la salud les había dicho que tenian un trastorno depresivo. Unos 400.000 adultos de 50 estados y la ciudad de Washington responden a la pregunta sobre la depresión.

EE.UU. : hospitales enfrentan carencias para tratar salud mental de jovenes 3:05

Los datos de la encuesta mostraron que los 10 estados con mayor prevalencia de adultos qu’afirmaron haber sido diagnosticados de presión con anterioridad eran, en orden descendiente: Virginia Occidental, Kentucky, Tennessee, Arkansas, Vermont, Alabama, Louisiana, Washington, Misuri y Montana. Sin embargo, los investigadores analizaron los datos de cada hallazgo de que la prevalencia de la depresión varió entre el 10,7 % en el área de Aleutians East Borough, Alaska, y el 31,9 % en el área de Logan, en West Virginia.

Los investigadores también descubrieron que la prevalencia de depresión en general era del 24% entre las mujeres, antes del 13,3% entre los hombres, y del 21,5% entre los adultos más jóvenes de 18 a 24 años, antes del 14,2% entre los adultos mayores de edad. sesenta y cinco. La prevalencia también era mayor entre los adultos de raza blanca y los que tenían menos de estudios secundarios.

Antes, una información diferente publicada por Gallup en mayo encontró una prevalencia nacional similar de depresión en Estados Unidos, también encontró que alrededor del 18% de los adultos dicen estar deprimidos o recibir tratamiento para la depresión, un incremento de más de 7 puntos porcentuales desde 2015.

La pandemia del covid-19 ha pasado a ser un hecho ineludible en salud mental. Las pérdidas por depresión clínica aumentaron de forma constante en Estados Unidos, pero «desaparecieron notablemente» en los últimos años, según los datos de Gallup.

«El hecho de que los estadounidenses estén más deprimidos y tengan más dificultades después de esta época increíble de estrés y aislamiento quizás no sea sorprendente», dijo en mayo la doctora Rebecca Brendel, presidenta de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, que no participó en la nueva investigacion «Hay efectos persistentes en nuestra salud, particularmente en nuestra salud mental, de los últimos tres años que trastocaron todo lo que conocíamos».

Ahora bien, los expertos subrayan que la concienciación en torno a la salud mental aumenta, lo que podría dar lugar a mayores tasas de diagnóstico, y eso no es malo.

«Cada vez es más fácil hablar de salud mental y considerar la parte de nuestro bienestar general, igual que la salud física», afirmó Brendel. «La gente es consciente de la depresión y busca ayuda para tratarla».

Deidre McPhillips de CNN contribuyó a este informe

Entradas relacionadas